Tips para conseguir un fantástico comedor rústico

Desde @habitissimo afirman que el estilo rústico triunfa en la decoración. Quizás porque es muy acogedor, muy romántico y también muy versátil. Puedes combinarlo con muchos tejidos, colores y darle tu toque personal, dentro del estilo «rústico». Por ejemplo, rústico chic, rústico vintage o rústico industrial. Tan solo hay que saber con qué otros materiales, tejidos y elementos mezclarlo para tener un comedor rústico de lo más bonito. ¿Quieres descubrir cómo conseguirlo?

Las flores aportan un toque muy romántico:

Un centro de flores, unas flores secas, una planta natural… cualquiera de estas posibilidades aporta frescor y naturalidad a un comedor rústico. Tan fácil como incorporar un elemento natural al comedor. Si además, eliges un macetero o florero decapado o rústico, el resultado será aún más bonito.

Comedores rústicos con un toque industrial:

Los comedores rústicos también pueden respirar un toque industrial si introducimos algunos elementos propios de la decoración industrial. Por ejemplo, una lámpara de techo de acero inoxidable o mobiliario industrial. Ambas opciones se integran muy bien en un comedor rústico porque los elementos propios de la decoración industrial como el acero o el vidrio se integran a la perfección con la piedra o la madera, materiales más propios del estilo rústico.

Diviértete con el estilo rústico:

Este tipo de decoración es muy versátil y divertida a la vez. Aquí puedes mezclar pisos, sillas de colores y mesas decapadas. Los suelos de madera o cerámicos también son bienvenidos aquí. No te preocupes si tienes una silla de diferente estilo porque verás que en el estilo rústico la puedes reutilizar. En un comedor rústico no solo se pueden mezclar estilos, es que hacerlo es un acierto.

Suelos hidraúlicos en comedores rústicos:

Los suelos hidráulicos, cada vez más de moda en las cocinas modernas y en las más tradicionales, son un elemento muy original y aportan un toque muy personal en un comedor rústico. Además, los suelos hidráulicos tienen muchas ventajas, como su durabilidad, su versatilidad gracias a los mosaicos y dibujos, su instalación es sencilla y su mantenimiento no es complicado.

¿Quieres un comedor rústico y vintage?:

Si te gustan ambos estilos: el rústico y el vintage, no renuncies a ninguno de los dos porque puedes conseguir integrarlos perfectamente en un comedor. Utiliza mobiliario vintage con textiles variados y llenos de color para que te ayuden a conseguir ese toque «vintage» que andas buscando. Usa el color, complementos de los años 70 o algún elemento decorativo importante como un mapa mundi. Verás qué comedor tan encantador consigues.

Decapar los muebles del comedor:

Un mueble decapado es perfecto para conseguir un comedor rústico. Decapar un mueble es conseguir darle el «efecto antiguo» que pudo tener una vez o que le queremos dar por primera vez. Esta técnica es muy utilizada para decorar los comedores rústicos y podemos hacerlo nosotros mismos, lijando primero el mueble y dándole el color deseado a las piezas con una pintura especial.

Comedores rústico-chic: lo último en decoración:

Si te gusta lo rústico pero quizás te parezca un estilo demasiado tradicional, debes saber que lo puedes traer a la actualidad, aportando un mobiliario algo más moderno y combinarlo con paredes de piedra, por ejemplo. También los textiles, las lámparas o los suelos pueden ayudarte a conseguir esa combinación a medio camino entre lo antiguo y lo moderno.

Fuente: habitissimo

¡Mira las fotos a continuación!

 

 

 

 

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.